¿Cómo cambiar una mala reputación?

Mala reputación
Compártelo en tus Redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Sabes cómo cambiar una mala reputación? Es muy complicado manejar una situación en donde nuestra reputación se ve dañada, ya que una vez que quedamos con una mala imagen, sobre todo en internet. es muy difícil hacer que las personas vuelvan a confiar en nuestra marca. Si bien como empresa, se pueden impulsar todos los recursos en la post-venta para saber si un cliente quedó satisfecho o no con nuestro servicio, no podemos evitar que un mal comentario o rumor se disipe rápido, sobre todo en internet en donde abundan los Troll.

Los Trolls son aquellos usuarios en internet que llegan a las páginas webs con la única finalidad de perjudicar con su interacción. Es decir, publican mensajes insultando o invitando al odio, suelen ser agresivos y a desinformar a las personas.

Cuando aumenta tu popularidad en internet puedes obtener seguidores, pero también entre ellos están los detractores, en este caso los llamamos Haters (“odiadores”). Así que como tienes una red social que quieres popularizar debes estar preparado y saber cómo tratar con este tipo de personajes. Evita generar una mala reputación.

Entonces… ¿Cómo cambiar una mala reputación?

  1. Si tienes la mala fortuna de toparte con uno de ellos (si eres popular, tarde o temprano lo harás), lo primero es saber diferenciarlo. ¿Está molesto con tu empresa por algo en concreto? ¿Tiene motivos? Si es así, debes primero que todo, tratar de entender sus razones y ponerte en su lugar. Averigua qué paso y porqué está reaccionando de esa manera. Busca una solución y hazte responsable. Muchas veces se cometen errores que no se pueden controlar. Si es necesario ofrece disculpas.
  2. ¿Sus motivos son infundados? Entonces mantén la calma y clarifica la situación. Muchas veces, las personas se dejan llevar por comentarios de otros sin saber si son realmente ciertos o no. Muéstrale todo lo necesario para explicarle a esa persona, de una forma amable, que está en un error. Finalmente, quédate abierto a las sugerencias.
  3. Si definitivamente es un Troll que solo quiere ocasionarte problemas gratuitamente, no caigas en su juego e ignóralo. Si puedes, pero solo si sabes realmente cómo hacerlo, respóndele de una forma liviana, inteligente y graciosa. A tus demás seguidores podría gustarles, pero jamás caigas en la posición de insultarlo. Trata siempre de mejorar la relación. Observa qué hace esta persona dentro de tu página. Supervisa que no esté causando problemas a tus seguidores, si lo hace, pídele que se detenga, y si continúa no te quedará otra alternativa que bloquearlo, ya que es importante que el resto de tus seguidores no se vean afectados por su conducta.

No olvides que si es un error propio intenta solucionarlo, enmendarlo  y compensar. Comunica a tus clientes que estás interesado en ellos. Haz que sientan satisfechos y comunica lo que estás haciendo para mejorar tus servicios. Esperamos que estos consejos te sean útiles, aunque te deseamos que no los tengas que ocupar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.