Hacemos que las cosas pasen, bienvenido a laCalle

 

Hace un tiempo atrás hicimos un ejercicio en la agencia.

La idea era resumir en una frase como crees que te ven y/o como querías que te vieran.

Cuando llegó mi turno ya había pensado la respuesta y la verdad no fue tan difícil porque hace ya varios años que vengo con un chip integrado, el de «hacer que las cosas pasen.»

Puede sonar bastante vendedora o publicitaria la frase, sin embargo es un sello que me gusta mucho, principalmente porque todo puede transformarse en un desafío dependiendo de tus objetivos y sueños.

Seguramente has escuchado la famosa frase «nada es imposible». Bueno, humildemente puedo confirmar que esta frase existe y depende de cada uno.

«Hacer que las cosas pasen» es plantearse metas y dar la pelea hasta que esté cumplida.

No hay fórmulas, métodos o tutoriales (si los tuviera seguramente ya los hubiese vendido, jaja).

Estoy hablando de energía, entrega, de ver el vaso medio lleno siempre, y pensar que todo lo que pasa es «para» algo (no confundir con que las cosas pasan «por» algo).

«Hacer que las cosas pasen» es decidirse desde dentro a no ser uno más, a arriesgar en función de lo que quieres, crees y piensas. Es darse cuenta que la vida está llena de lugares en los que no queremos estar y para eso tenemos que hacer algo. Bueno, ese «algo» debe partir de ti y debe comenzar de adentro.

Vivir haciendo lo que te gusta es quizás el primer mandamiento de este juego; y mi único consejo.

No soy psicólogo y no es mi intención escribir líneas de autoreflexión. Solo quiero que la gente me asocie a este concepto, y trabajo fuertemente para que eso pase.

 «Hacer que las cosas pasen» es un estilo de vida, una filosofía para entender que no queremos ser uno más. Al menos yo y a la empresa que represento.

 

Carlos Marín

Deja una respuesta