Los algoritmos: Un determinante en el marketing y el mundo digital

Compártelo en tus Redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Cuando aparecen ciertos anuncios al momento de realizar alguna búsqueda en internet o entrar a un portal, y que justamente aparezca una promoción relacionado a lo que hemos investigado hace unas semanas a través de la misma web, realmente no es casualidad, ya que los algoritmos han participado en gran medida, en todo el proceso de organización y clasificación del gran flujo de información que transita en el gran océano del internet.

¿Qué es un algoritmo?

En simples palabras son números o instrucciones definidas ordenadas que llevan a cabo una actividad mediante ciertas fases.

Para entenderlo gráficamente, los flujogramas son la mejor manera de representar visualmente los algoritmos, reflejando el proceso de resolución de un determinado problema matemático o incluso alguna situación de la vida cotidiana.

El procesamiento de datos para intentar predecir futuras acciones

Su principal misión en el mundo del marketing, es predecir principalmente las posibles acciones en base a un registro de dato, encargándose de ofrecer los resultados más acertados.

¿Sabías que los algoritmos son capaces de persuadir al consumidor a la hora de tomar una decisión de compra o adquirir un producto?

En la actualidad los algoritmos han ido evolucionando junto a la inteligencia artificial, integrándose en diferentes plataformas como Google o las Redes Sociales, cumpliendo diferentes funciones en el mundo virtual, gestionando complejos sistemas automatizados, los cuales ya no requieren la directa intervención humana, generando que sea un entorno mucho más “seguro” para los usuarios, donde se puede localizar información de calidad y confiable.

La crítica por los sesgos que posiblemente se encuentren en los algoritmos

Uno de los más grandes desafíos que enfrentan los algoritmos, es que en la actualidad muchos de los que critican y manifiestan su preocupación por la imparcialidad existente por los sesgos humanos, es decir, las infiltraciones no detectadas por el algoritmo, perjudicando al resto de los que cumplen con los parámetros establecidos, pero que pierden su posición, tal como lo es el juego de las sillas.

Veamos en un ejemplo,…

Si estamos realizando alguna búsqueda en Google, obviamente obtendremos algunos resultados de páginas, pero al entrar a uno de dichos sitios, el contenido no se asemeja o relaciona en lo absoluto con lo que se está investigando, permitiendo inferir que estas páginas implementan prácticas para engañar al mismo algoritmo. Y esto se debe a que existen ciertas empresas o personas que realizan actividades desleales e incluso ilegales, con el objetivo de aparecer entre los primeros lugares de búsqueda, a los fines de obtener mayor tráfico web, pero los algoritmos por alguna razón no logran filtrarlos a tiempo, siendo incluso hasta peligroso para el mismo usuario.

Pero más allá de hablar de la participación de los algoritmos en Google obviamente en las redes sociales han tenido un gran impacto, en especial en el contenido que se visualiza en las plataformas más populares como es el caso de Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat, Linkedin, etc.

Y para muchos estrategas en redes sociales, han representado un reto, ya que constantemente son modificados en base a ciertos factores que considera el algoritmo, como los hashtags más populares, la hora de publicación, las interacciones producidas dentro de la misma cuenta, la calidad de sus seguidores, comentarios, contenidos, tipo de cuenta (personal o empresa), etc.

Pero, ¿por qué estas plataformas evalúan paso a paso cada cuenta, determinando su visibilidad? Lamentablemente, así como hay personas o empresas que trabajan arduamente para crear contenido de calidad e interactuar con su audiencia, hay quienes se dedican a realizar actividades sospechosas o que intentan influenciar la toma de decisión en los usuarios en eventos importantes como elecciones o que hacen llamados a la violencia, ocasionando que las plataformas decidan llevar un control mucho riguroso con el objetivo que las interacciones generadas sean más naturales u orgánicas.

Entonces, ¿cuál es el secreto para aumentar la visibilidad como negocio, sin ser perjudicado por los cambios de los algoritmos?

Hay que jugar limpiamente, es decir, evitar a toda costa las malas prácticas como la compra de enlaces, para posicionar una página web, o comprar seguidores. Por tanto es preferible crear contenidos únicos, originales y creativos, generando dinámicas con la audiencia, interactuando directamente con el lead potencial y entender realmente sus necesidades como consumidor.

No todo está en tener una gran cantidad de seguidores, me gusta o comentarios; la efectividad de una estrategia comunicacional de un negocio, se observan a través de las conversiones y ventas obtenidas.

Aunque si quieres estar al día y ajustar tu estrategia a tiempo, evitando perder visibilidad por los cambios de los algoritmos, aprovecha las herramientas que te permiten medir el comportamiento de tu audiencia en los diferentes canales digitales que haces vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.