Black Hat SEO

Compártelo en tus Redes SocialesShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El Black Hat SEO es una práctica que se utiliza para engañar al sistema de Google y obtener mejores resultados orgánicos. Estas prácticas son poco éticas y son penalizadas por Google, por lo que deberías evitar hacerlas.

Prácticas de Black SEO

  • Cloaking: Muestra un contenido diferente a un usuario y a un robot, para controlar lo que este indexa. Para esto, Google utiliza “web spiders”, una de ellas es Googlebot, el cual tiene dos clasificaciones: deepbot que visita los sitios identificando todos los links que contienen y los freshbot que buscarán contenidos nuevos dentro de las páginas ya conocidas. El cloaking identifica estos bots y les muestra un contenido diferente.
  • Spinning: Se trata de redactar un contenido reutilizando diversos textos originales. Así, generar contenidos de forma rápida. Se puede utilizar un software o de forma manual. Google es capaz de determinar si un contenido es original o no independientemente de que se alterado, ya que cada vez mejora su forma de analizar el contenido. Google puede analizar la semántica y detectar las palabras clave de un contenido.
  • SPAM: Se trata de pasar por otros sitios y dejar infinidad de comentarios con enlace. No se hace solamente para que las personas vean el link y entren, además, para que ese enlace quede en el sitio y aumente el PageRank. Otra práctica penalizada es comprar dominios que han sido abandonados y redireccionar a la página.
  • Keyword Stuffing: Es el uso reiterativo y repetitivo de las palabras clave. Google percibe como óptimo su uso  dentro de un texto en una densidad de 2% y excesiva aproximadamente un 7%. Esto se realiza porque las palabras clave son relevantes para los anuncios y las búsquedas. Si contiene demasiadas  es considerado como una mala experiencia para el usuario.

Black Hat SEO contra la competencia

Quienes practicaban Black Hat SEO, se dieron cuenta de que era muy penalizado y dejaron de hacerlo. Pero peor que eso, empezaron a hacer Black Hat SEO a la competencia para que esta fuese penalizada. Acá unos ejemplos:

Hijacking: Consiste en copiar un contenido de un sitio exactamente igual al original, utilizarlo en la web y hacerle creer al buscador que este es en realidad el original y no el verdadero creador. Esto sucede cuando un sitio web con mayor autoridad le roba el contenido a un sitio web más pequeño. Google considerará que el PageRank de la otra web es más alto y por ende lo indexará antes que a la otra web. Esto inclusive puede hacer que baje el PageRank de la página original.

O tan simple como aplicar las técnicas mencionadas anteriormente pero no para ti, sino que para tu competencia. Por ejemplo, la compra de sitios abandonados.

Debemos decirte que estas prácticas no las debes hacer por las siguientes razones: Primero, no es efectivo. En el caso de que lo logres engañar a los bots, no puedes engañar a las personas. Si las personas no encuentran lo que buscaban, simplemente se irán. Recuerda la razón principal de por qué realizas SEO. Además, las consecuencias serían terribles. ¿Te imaginas no aparecer en Google jamás? Bueno, eso es lo que podría pasar. Así que desiste totalmente.

 

© 2019 LACALLE AGENCIA DE PUBLICIDAD / LAS URBINAS 87, OFICINA 34, PROVIDENCIA, CHILE